Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Un palacio y su historia









Vivía en mi pequeño palacio un noble y su esposa.
En los primeros años de matrimonio pasaban mucho tiempo juntos compartiendo los buenos y malos momentos, las alegrías y la tristeza , y felices de poseer lo más preciado en la vida de un ser humano.
Pero el noble fue reclamado por el rey para la campaña de conquista de nuevos territorios y sus ausencias se hicieron cada vez más frecuentes y prolongadas.
La bella dama empezó a sentirse sola y se lo insinuó a su esposo.
Conciente de los hechos, el marido le contestó que solo sería por un año y que debía tener paciencia y templanza.
Pero a ese año le sigió otro y otro........y luego de tan arduo cometido el señor , cuando permanecía en casa necesitaba una atmósfera de paz absoluta.
La dama,  un día, se enfrentó a su esposo pidiendo y luego exigiendo su atención y su dedicación. El contestó que pronto se quedaría para siempre a su lado.
Pero los meses pasaban y la promesa no se cumplía.
Un día ,al regresar de una campaña, el noble notó distante a su esposa, pero no le dió mayor importancia.
Pasados unos meses, al regreso de otra batalla, notó que alrededor de su mujer había crecido un pequeño muro de piedra.....tal cosa extrañó al noble , pero luego de recapacitar pensó "cosas de mujeres".
Meses después y de otras contiendas, vió alarmado que el muro había crecido desmesuradamente.Llamó la atención de su esposa y le advirtió que tal conducta no era adecuada en una dama.



Había pasado medio año cuando al llegar a palacio el caballero no fue capaz de ver a su esposa. Los separaba un muro de piedra tan alto que era imposible salvarlo.Gritó a su mujer exigiéndole una explicación, mientras trataba encontrar una entrada, saltar por encima de la muralla y .....abrir un boquete. Todo era inútil. Cuanto más trataba de abrirse paso , el muro más se fortalecía. Crecían enormes zarzas que lo reforzaban, con grandes espinas; ya ni siquiera podía acercarse.






Pasaban los días y todos los intentos eran en vano. Hasta  llamó a varios soldados de su ejército, que inútilmente  trataron de derribarlo.
Desesperado , herido en su orgullo, acusó a su esposa de ponerlo en ridículo.
Ahí estaba él, un hombre que había conquistado pueblos y ciudades, con los vencidos a sus piés, era incapaz de derribar un muro.
Se sentó en la penumbra vencido y agotado.
De pronto algo en su interior le obligó a acercarse al muro y aunque las zarzas le lastimaban la piel, no le importó. Comenzó a hablar,  un susurro, casi un lamento. Nadie sabe lo que dijo, pero la dama, al escucharlo, lloró......y en silencio, casi imperceptiblemente el muro..... desapareció.



Existen muchos muros en el mundo.Reflejan la intolerancia, el poder, el miedo, la ambición, la desconfianza, la prepotencia.





Algunos han caído.
Otros caerán.
Pero los más peligrosos y difíciles de demoler son los interiores, los que cada uno de nosotros llevamos con nuestro equipaje.



Gracias, como siempre por regalarme vuestra atención y comentarios Por la tolerancia y la libertad y el respeto.
Gracias.




17 comentarios:

  1. El palacio es sin duda una maravilla, pero la historia... las has sabido contar de manera deliciosa y conmovedora.
    Gracias a ti
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. What a lovely story. Thank you for sharing this. Your little palace is beautiful. Hugs Maria

    ResponderEliminar
  3. Agradeço por compartilhar essa história tão bonita.
    Um abraço

    ResponderEliminar
  4. Hermoso tu palacio....pero el cuento me ha fascinado!!
    Cuanta razón hay en tus palabras...que fácil es levantar un muro y que difícil puede ser a veces derribarlo.
    Gracias por tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que bonita historia y cuanta razón hay en ella,precioso palacio,espero con impaciencia una nueva historia y sus fotos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Hello Maria~
    Thanks for dropping by my blog, and especially for your nice comment!! love your mini city, just beautiful :)
    My grandfather was from Spain, I have always wanted to visit your beautiful country :)

    xox~Mari

    ResponderEliminar
  7. Nada más que veo una entrada nueva en tu blog allá que me lanzo como una loca. Me encanta ver como cada día nos enseñas algo, pero hoy ha sido maravilloso porque tienes toda la razón del mundo, que los muros que levantamos en nuestro interior son los más difíciles de destruir. En cuanto al palacio es maravilloso. Muy muy bonito

    ResponderEliminar
  8. Sabes que siempre entro porque me encanta ver las maravillas que haces, pero hoy me quedo con lo que has escrito. Cuanta falta hace que la gente vea las cosas de esa manera, que dejen de levantarse esos muros que terminan separando incluso a familias o a quienes creías amigos, por sinrazones, soberbia, ambición, estúpidas envidias y tantas otras cosas que al final son tonterías.
    Muchísimas gracias por compartirlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. ¡Que bonito palacio , que bonita historia, y cuanta razon tienes! Gracias por todo..Un beso.

    ResponderEliminar
  10. el palcio es bonito pero la historia me ga gustado aun mas!la has contado genial!!!!!!un besazo pilar

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Tu blog es una maravilla, aqui tienes otra seguidora :)

    ResponderEliminar
  12. GRACIAS....MUCHAS GRACIAS a todas.
    Vuestras visitas y comentarios son importantes para mí.
    Desgraciadamente no tengo tiempo sifuciente para visitaros a cada una, como os pasa a todas
    Cuando tengo tiempo libre me paseo por vuestros blogs para aprender y disfrutar con vuestro trabajo y ahí me doy cuenta de que el mío es ínfimo.
    Por eso aprecio los minutos que me regalais y las palabras de aliento.
    Gracias a todas

    ResponderEliminar
  13. Hola Marla, vi tu comentario que agradezo en mi blog, y de repente pensé:"cuánto tiempo sin saber nada de Marla, la última vez que visité su blog fué con los amish y creo que don bloguer con mi buscador no me dejó poner comentario", no es que te hubiera olvidado ni mucho menos, estabas ahí como otras asignaturas pendientes que tengo que, por falta de tiempo y por haber tenido un verano bastante complicado no podía atender. Pero hoy me he dicho; "hoy aparco todo y me pongo al día en tu blog". Empecé con la bella historia del palacio y del derribo de su muro por unas palabras pronunciadas con amor, algo así como la historia del caballero de la armadura oxidada que se resquebraja con una lágrima (seguro que ya conoces el libro). También visité Paris, en su origen y documentado con las preciosas fotos. MOnté en el nostálgico carrusel y me hice muy pequeña para poder andar por las calles de tu ciudad. Y como no crucé el puente que has creado que conecta la realidad y la historia con la fantasía. Tu blog es un viaje en el tiempo y en la historia documentado con una exquisita sensibilidad.
    Besos
    Marga

    ResponderEliminar
  14. How true your words are - we all build walls inside ourselves and instead of accusing others we need to examine our hearts and see what we are harbouring inside. Thank you for your story, it is really thought provoking. Thank you also for signing on as a follower of my blog, I am so happy you did because it means that I found your lovely blog and it is wonderful. Sandra

    ResponderEliminar
  15. El palacio es maravilloso!!!
    Que bonita entrada, llena de significados
    Que tengas un día creativo y feliz
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Great, I like all:-))
    Thanks for stopping by, I am your follower too:-)

    ResponderEliminar
  17. It is so beautiful! :) Have a nice weekend!

    ResponderEliminar